Conservatorio

Fotografía: Enrique Íñiguez Rodríguez

Ubicación

El Conservatorio de Guadix se sitúa en la calle Santa María del Buen Aire nº 7, detras de la Catedral y del Palacio Arzobispal, en la conocida como Casa de D. Adriano. Actualmente extiende algunas de sus dependencias en el cercano Palacio de Villalegre, edificio histórico de la ciudad, que data del siglo XVI.
 
Guadix se encuentra situada a unos 60 kms de la capital y a 915 m. de altitud. Guadix es uno de los asentamientos humanos más antiguos de España. Fenicios y cartagineses fueron atraidos por su riqueza minera. Fue colonia romana llamada Lulia Genella Acci y sede de una de las primeras diócesis de la Hispania romana. Importante protagonista del esplendor musulmán, constituyó uno de los últimos reductos de El Zagal.

Fue cuna del ilustre escritor Pedro Antonio de Alarcón.

La piedra, la cal, la arcilla y la luz hacen de Guadix una ciudad de contrastes. Las cuevas, los barrios históricos y la vega están protegidos por la alcazaba árabe, la catedral renacentista y barroca; y más al fondo por Sierra Nevada.

En Guadix se encuentra el mayor conjunto de cuevas de España, abiertas a pico sobre cerros de arcilla. Junto a ellas los palacios, iglesias y calles señoriales muestran la grandeza y antigüedad de esta ciudad. Su principal monumento es la Catedral, que fue iglesia visigoda hasta que los árabes construyeron allí su Mezquita Mayor. A partir del siglo XVI, se edifica sobre ella una Catedral Gótica que rería transformada durante el Renacimiento y finalizada en el Barro (S.XVI-XVIII), con bella portada barroca y robusta torre, cabe destacar la Sacristía trazada por Diego de Siloé. Destaca la Iglesia de Santiago, construida en el S.XVI es de influencia gótico-mudéjar y está declarada Monumento nacional. La portada es plateresca y la torre de clara estructura mudéjar. También destaca la Iglesia de Santa Ana, mudéjar y con bellos artesonados. En la parte alta de la villa se alza la Alcazaba árabe, declarado monumento nacionaly el de mayor importancia de la época árabe de la ciudad. Desde sus torreones del S. XI se observa una espléndida panorámica de la vega, la ciudad y Sierra Nevada. Alrededor de la Alcazaba se extiende un sin fin de chimeneas que salen de la tierra y que no son otra cosa que la parte visible de las casas horadadas en las tierras arcillosas y que forman al popular barrio de las Cuevas. Guadix es pródiga también en palacios y casas nobiliarias, de las que destacan el Palacio Episcopal y el de Peñaflor, Palacio de Villalegre,etc...

Una peculiar cerámica que se remonta a culturas prehistóricas da forma a cántaros, botijos y jarros muy adornados. Sus gachas con pimientos o el conocido tocino de cielo nos dan a probar su sabrosa gastronomía. Sin olvidar la fiesta popular del Cascamorras, donde una multitud enfervorecida acompaña a este personaje que intenta robar la imagen de la Virgen de la vecina población de Baza, sin conseguirlo. Al regresar a Guadix y comprobar sus paisanos su fracaso le increpan con dureza.


Subpáginas (2): Normativa Organigrama